Máximo el Confesor

Llamado así, por su heroico testimonio en defensa de la humanidad de Cristo, se sitúa en lo más alto de la secular especulación patrística sobre los grandes temas cristológicos. El arco de su vida abarca desde el año 580 al 662 y está marcado por etapas significativas, desde su nacimiento en Palestina, como atestigua una biografía siria descubierta recientemente. Destaquemos sus relaciones con la corte imperial de Constantinopla, su exilio en África y, sobre todo, su intensa actividad en favor de la ortodoxia contra la herejía monotelista, que amenazaba con alterar y disolver la realidad humana de Cristo. Así como su detención por parte del emperador Constante II, su procesamiento, la mutilación de la lengua y la mano derecha y finalmente la muerte.

Mostrando todos los resultados 2

Mostrando todos los resultados 2